Saltar al contenido

Pensamiento económico no sistematizado y sistematizado. Edades de la historia

31 marzo 2009

Edades de la historia (brevísimo repaso)

Para complementar la breve reseña de hoy, a fin de que se ubiquen mejor en el tiempo…

Edades de la historia

Línea de tiempo

Los primeros pasos de la Economía como disciplina separada de las demás se dan a partir del siglo XV, cuando comienzan a formarse los Estados nacionales modernos en Europa. Las mayores dimensiones de la realidad considerada (la economía de los países, no ya de las familias o de los feudos solamente) requerían conceptualización teórica y mayor abstracción. Los planteos dejaron de hacerse exclusivamente desde lo moral-religioso hasta independizarse; es así como la Economía ingresó en su período sistematizado, como disciplina autónoma.

Pensamiento económico no sistematizado y sistematizado

Por lo dicho, ubicamos el pensamiento económico no sistematizado en la Antigüedad y en la Edad Media, cuando la Economía no actuaba como una ciencia independiente, sino integrada a la Moral, la Teología y la Política.

En las sociedades de la Antigüedad (israelitas, griegos, romanos), las actividades económicas, con excepción de la agricultura, no tenían ningún tipo de prestigio, siendo asignadas a los esclavos. Los israelitas plasmaron algunas de sus ideas económicas en el Antiguo Testamento (concepto de Año Sabático, Jubileo, etc.). En Grecia, las bases de la Economía fueron sentadas por filósofos como Platón (428 a. C.-347 a. C.) y Aristóteles (384 a. C.-322 a. C.); su ideal era una economía modesta, restringida, agrícola, que no distrajera a los ciudadanos de sus deberes políticos. Los romanos, quienes también rescataban la agricultura del desprecio hacia las actividades económicas, introdujeron instituciones jurídicas como la propiedad y el contrato, además de legislación agraria.

La Edad Media se caracterizó por el teocentrismo y el poder eclesiástico. El principal pensador de la época fue Santo Tomás de Aquino (Italia, 1225-1274), quien se inspiró en las ideas de Aristóteles. Uno de los grandes cambios fue la dignificación y obligatoriedad del trabajo como medio para alcanzar la felicidad, estableciéndose Jesucristo como modelo de vida ―y particularmente de trabajador―. Aparecieron así los conceptos de salario justo para los trabajadores dependientes (debían ser remunerados según el trabajo que realizaban) y el de precio justo para los independientes (se debía pagar el precio que correspondiera a los bienes o servicios que proveían). Se declaró, asimismo, el derecho a la propiedad privada (resultado del esfuerzo efectuado por el trabajador) y se prohibió ―inicialmente― el interés en los préstamos (usura). El capitalismo se presentaría finalmente como una amenaza al poder hegemónico de la Iglesia y de los señores feudales.

En el pensamiento económico no sistematizado los interrogantes económicos eran de tipo técnico-organizativo: «¿Cómo construimos un dique para almacenar agua en verano?»; y posteriormente se volvieron de tipo moral-religioso: «¿Es justo el cobro de intereses?»; «¿Cuál es el justo precio al que debo comprar esos bienes?»; «¿Cuál es el justo salario del trabajador dependiente?».

Como dijimos, la etapa del pensamiento económico sistematizado comenzó  en Europa, hacia el siglo XV, cuando surgieron los primeros Estados nacionales. A partir de entonces, los hechos y procesos económicos pasaron a ser considerados parte de una disciplina independiente: la Economía, separándose de la Moral, la Teología y la Política.

Los interrogantes económicos requerían recurrir a la abstracción y a la conceptualización teórica: «¿Qué es la riqueza de una nación y de dónde proviene?». Las cuestiones no estaban condicionadas ya por lo moral-religioso (además, se había pasado del teocentrismo al antropocentrismo), sino por la eficacia pretendida: «¿Somos más o menos ricos y, por tanto, poderosos que las naciones enemigas?»; «¿Con qué recursos armamos el ejército nacional?»«¿A quién gravamos con tributos?» Esos eran algunos de los planteos que debían responder los primeros pensadores de esta etapa, los asesores de los monarcas… Las escuelas de pensamiento económico ―fisiocracia, economía clásica, etc.― empezarían más tarde la sistematización de la ciencia.

Recordemos que la idea de sistema, hablando de ciencias, alude a un conjunto de reglas o principios sobre una materia racionalmente enlazados entre sí, independiente de los conjuntos pertenecientes a otras disciplinas.



Año sabático: Cada siete años, se dejaba uno sin sembrar ni cosechar, se condonaban las deudas a los hebreos y se liberaban los siervos también hebreos ―sometidos por deudas―.

Año jubilar o jubileo: Cada cincuenta años, además de dejar descansar la tierra y de liberar a los esclavos israelitas, se devolvían los campos a sus primitivos dueños ―quienes los habían perdido a causa de su endeudamiento―.

Teocentrismo: Tendencia que considera a Dios como el centro del universo. Es contrario al antropocentrismo, en el cual el ser humano ocupa ese lugar central.

________________

Fuentes:

  • Maas, Pablo y Castillo, José: Economía, Aique Grupo Editor, Buenos Aires, 2005.
  • Belaunde, César: Economía política, Editorial Troquel, Buenos Aires, 1986.
  • Mochón, Francisco y Beker, Víctor: Elementos de micro- y macroeconomía, Ediciones Mc Graw Hill, Buenos Aires, 2004.
  • Real Academia Española: Diccionario de la lengua española, 22.ª edición, 2001, www.rae.es.
About these ads
2 comentarios leave one →
  1. 3 febrero 2010 9:35 PM

    Qué bien…

    Ese documento es de utilidad en temas como etapas del pensamiento económico y financiero sistematizado y no sistematizado.

    Faltan enlaces para las escuelas del pensamiento económico.

    De todos modos ha sido un buen aporte.

    Aquí un enlace de la escuela keynesiana y la fisiocracia… Espero les sea de ayuda.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Keynesianismo

    http://www.eumed.net/cursecon/economistas/escuelas/fisiocracia.htm

    • economiaencuartoprimera Enlace permanente*
      4 febrero 2010 3:56 AM

      Ciego:
      La idea de ese artículo era brindar a los estudiantes de la clase un breve repaso sobre los temas dados en cierta ocasión.
      Los títulos que mencionás aparecen en otros artículos, también resumidos, por tratarse de una revisión.
      Gracias por pasar por aquí.
      Saludos,
      Fernando

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: